cultura Geek : Bioshock revista

cultura Geek : Bioshock revista

Por un lugar en la historia
Una vez cada tanto, se produce en la industria de los videos juegos la salida de un volumen que presenta semejante nivel, que marca un antes y un después en el género al que pertenece. Así como lo hicieron el Half Life en los FPS, el Command & Conquer : Tiberian Dawn en los RTS, o el Winning Eleven en los simuladores de fútbol como fifa ultimate team en Futbolastur etc. , con la salida del Bioshock en el segundo semestre del 2007, es posible que, en el género de los First Person Shooters, se presente una nueva revolución.

Hacia el Bioshock
En 1999, Looking Glass Studios produjo la secuela de un viejo juego de 1994 llamado System Shock. Bajo el nombre de System Shock 2, este volumen sacudió el mundo gamer al presentar una combinación entre Aventura, RPG y FPS, generando un gran número de seguidores y llegando a ser considerado como uno de los mejores de la década.

Eventualmente, Looking Glass Studios fue vendida y repartida entre un gran número de empresas, incluyendo los derechos de esa posible continuación, que fueron adquiridos por EA.

En 2004, cuando todos los fans de la serie habían perdido toda esperanza, Irrational Games anunció que el Bioshock, una secuela espiritual del System Shock 2, estaba siendo realizado por parte de los creadores de aquel mítico juego, entre los que se encuentra el diseñador Ken Levine.


La historia
Inspirado en los libros 1984 de George Orwell y Atlas Shrugged de Ayn Rand, la historia del Bioshock se sitúa en una suerte de ciudad utópica submarina bautizada Rapture. Construida en 1946 por un ciudadano soviético llamado Andrew Ryan, Rapture fue diseñada como un paraíso capaz de albergar únicamente a las mentes más brillantes de la época. Siendo totalmente autónoma debido a plantas de producción de electricidad, comida, purificación de agua y sistemas de defensa, la ciudad era el sitio más productivo de todo el planeta.

El descubrimiento cobra importancia cuando, al realizarle modificaciones, el investigador encuentra que este material puede ser utilizado para aumentar habilidades tanto físicas como mentales, curar enfermedades, tratar heridas y perfeccionar el cuerpo humano. Previendo los efectos que una sustancia de este tipo tendría, Fontaine adquiere el monopolio de la fabricación y la distribuye en todo Rapture bajo el nombre de Adam. Efectivamente, y como su creador lo había supuesto, el Adam se convierte en una especie de droga para la población y empieza a ser utilizado en exceso. Frente a esto, y temiendo una amenaza para su ciudad utópica, Andrew Ryan empieza un conflicto abierto con Fontaine que rápidamente escala en una guerra civil. Si bien Ryan resulta victorioso y todas las fuentes naturales de obtención de la sustancia son destruidas, ya es demasiado tarde para salvar a la ciudad : sus habitantes han generado una dependencia vital sobre la “droga” y el proyecto yace en ruinas.

One comment on “cultura Geek : Bioshock revista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *